Aumento mamario

El aumento de pecho está indicado en aquellas mujeres que consideran que sus pechos son demasiado pequeños, en mujeres con asimetría mamaria, o en mujeres que como consecuencia de sus embarazos sus senos han quedado vacíos y caídos y desean que sus pechos se ajusten a su ideal estético y volver a sentirse bien con ellas mismas.

La mamoplastia de aumento es un procedimiento quirúrgico que consigue aumentar el tamaño del pecho, mejorando el volumen y la forma de la mama, aumentando la confianza así de la paciente.

Trabajamos únicamente con implantes mamarios de alta gama que ofrecen todas las garantías de seguridad a nuestras pacientes.

CIRUGÍA (EN QUÉ CONSISTE) O TÉCNICA

La mamoplastia de aumento es una técnica quirúrgica que consiste en la introducción de una prótesis de mama bajo la primera capa del músculo pectoral o bajo la glándula mamaria.

Dependiendo de la anatomía de la paciente y del tamaño del pecho existente, el cirujano decidirá el lugar más adecuado.

Para la elección del tipo y del tamaño de la prótesis se tendrán en cuenta los deseos de la paciente, considerando la proyección, el volumen, la naturaleza de la piel y la constitución física de la paciente.

Un aumento de pecho consiste en la realización de una incisión en el borde inferior de la areola o en algunas ocasiones en el surco sub mamario o en el surco de la axila, de manera que sea casi invisible.

Posteriormente, se crea un bolsillo donde se coloca la prótesis, se sutura y se colocan drenajes que se retirarán al alta.

La cirugía de aumento de pecho se realiza bajo anestesia general y su duración es de aproximadamente una hora. La paciente ha de permanecer 24 horas en la clínica.

Duración
60-90 minutos
Anestesia
General
Ingreso
24 horas en clínica
Recuperación
3-4 semanas.

PREOPERATORIO

Como en cualquier operación quirúrgica, es necesario realizar unas pruebas previas para descartar cualquier irregularidad que pudiera contraindicar la intervención. Las pruebas preoperatorias consisten en una analítica, un electrocardiograma y una visita pre-anestésica.

Deberá poner en conocimiento del anestesista si toma algún medicamento, si fuma, antecedentes médicos importantes y cirugías recientes.

POST-OPERATORIO

Recomendamos estar acompañado en el momento del alta.

Se retirarán los vendajes compresivos que llevará tras la intervención en el mismo momento que los drenajes. Se sustituirán por un sujetador preferiblemente deportivo, sin aros ni varillas, que aporte sujeción, manteniendo los implantes en el lugar indicado. Durante el primer mes es recomendable dormir con él. Una vez trascurrido este tiempo y con la aprobación del cirujano podrán volver a usarse los sujetadores de costumbre.

Se retirarán los puntos de sutura a la semana.

Desde el momento del alta se podrá hacer vida normal evitando hacer esfuerzos físicos ni ejercicios que conlleven saltar.

Una vez retirados los puntos es importante proteger las cicatrices del sol e hidratar la piel.